Lo siento mucho

Es una obra efímera que queda expuesta a la intemperie, donde permanece hasta deshacerse. En esta oportunidad mi intención se dirigía a encontrar diálogos con el material constructivo o arcilla. Esta es una obra fotografiada para su registro donde deposito sobre la hierba un mensaje hecho y escrito con arcilla cruda. El agua y el tiempo se encarga de devolver a la tierra lo que de ella extraemos. Me pareció liberar este mensaje de disculpa por sobre explotar los recursos de la naturaleza sin poder hacer nada de mayor impacto para frenar esta situación, razón por la que busco generar consciencia.